viernes, 7 de junio de 2013

Jerusalem Kodafa o tarta de cuscus y queso


 




Hola!!!

Cuanto calor, eh??? Por aquí pasamos de un frio de abrigo a un calor agobiante en cero coma, y la verdad es que cuesta acostumbrarse. Pero bueno, para eso tenemos la piscina, los helados y la manga corta, no???

 





Habéis probado el cuscus??? A nosotros nos encanta, pero tengo que reconocer que soy incapaz de controlar las cantidades. Dicen que se come mas por los ojos que por la boca y en mi caso con el cuscus dan en el clavo. Y es que cuando lo preparo veo esos granitos tan tan pequeños que claro, a mis ojos se les figura que con esa cantidad nos quedamos con la misma hambre que al empezar y convence a mi cerebro para que doble las cantidades y a si no quedarnos con hambre. Una vez hecho pasa lo que tenía que pasar, tenemos cuscus para un regimiento. Pero es que esta última vez que los preparé debía de ser que mis ojos estaban hambrientos, porque no os podéis imaginar la cantidad que nos sobró, jejjeeje. Como no están las cosas para tirar estuve buscando una nueva forma de prepararlo y por qué no, una receta dulce??? Y buscando, buscando me topé con la receta de Carmen de Dulces Bocados. La he retocado un poquito y os aseguro que está de vicio.


 





Queréis la receta??? Pues apuntad….

Ingredientes:
Para un molde de 18cm.
400g de cuscus ya cocido
3huevos
375g de queso tipo philadelphia
70g de azúcar
70g de miel
Para el almíbar:
El zumo de un limón
50g de azúcar
25g de agua

Precalentamos el horno a 180 grados y forramos un molde desmontable con papel de hornear.

Batimos uno de los huevos y le añadimos unos veinte gramos de azúcar y la mitad del cuscus. Lo ponemos en el molde repartiéndolo bien y dejándolo lo más plano posible ayudándonos con una cuchara. 

En un bol batimos los dos huevos restantes y le añadimos el queso mezclándolo bien.  Añadimos la miel y el azúcar y volvemos a mezclar todo. Ponemos el resto de cuscus y lo volvemos a mezclar.

Ponemos la mezcla en el molde y lo horneamos unos 35-40 minutos.

Dejamos enfriar en el molde antes de desmoldar.

Mientras se hornea hacemos un almíbar poniendo en un cazo el agua, azúcar y zumo del limón y cuando hierba lo retiramos del fuego y lo dejamos enfriar.

Desmoldamos la tarta la pinchamos con un palillo para hacerle agujeritos y bañamos con el almibar ya frio.

Para adornarlo yo he espolvoreado azúcar glass y en puesto en el centro avellanas troceadas.
Nota: En la receta original de la foto del corte utilicé 550 gramos de cuscus pero le he restado 150 gramos porque me pareció que era demasiada cantidad sobre todo para la parte de la tarta de queso.
 
 




Y a disfrutar!!!


Gracias a La Cocina de Trini Altea por regalarme este Premio Indalo de Bronce





Gracias a Cocinando para Foodies por regalarme el Premio Primavera




Gracias a Weblog en mi cocina por entregarme el premio The Versatile Blogger

Muchísimas gracias a las tres por acordaros. Siento no poder repartirlos por falta de tiempo.

Espero que probéis esta tarta porque os aseguro que está buenísima. A sí que ya sabéis haced caso a vuestro ojo que no es que tenga mucha hambre, si no que es muy listo y ya te deja el postre medio preparado.

Besosss


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...