domingo, 29 de septiembre de 2013

Helado de stracciatella sobre sabanitas…. Robo Asalta Blog Mes de Septiembre, mi tercer asalto!!!




Mi tercer asalto!!!

Este mes el  blog asaltado ha sido el de Angi, tengo entendido que se ha quedado sin existencias, entre todos lo hemos dejado tiritando ya que tenia recetas geniales.  Por si queréis echar un vistazo a lo que ha quedado de él os dejo aquí el enlace a su blog. Felicidades Angi, tienes un blog genial.

Yo me he decidido por este helado ya que está terminando el calorcito y quiero sacarle el máximo partido a mi heladera. 

Tengo que confesaros una cosilla, un pequeño detalle….

Cuando vi este helado pensé, “wala!! A mi marido le va a encantar!! Un helado de stracciatella con chocolate blanco!!”, a si que no me lo pensé dos veces y decidí que esta sería mi receta robada.

Y estaréis pensando…. pero si es de chocolate negro!! 

UhhhhQ….. un fallo imperdonable…

Después de tener todos los ingredientes preparados a excepción del chocolate blanco, abro el armario para cogerlo y…… NO HAY!!!! 

Qué hago??? Qué hago??? No tengo tiempo de ir al super….

Pues, cariño, ejemmm, lo siento por ti, pero….. 

Chocolate negro.

Lo siento por Angi pero no tenía tiempo de ir al super, verdad que lo entiendes??

Ingredientes para el helado:
200ml de nata para montar
250g de azúcar
70g de chocolate en virutas (podéis hacerlas raspando el chocolate con un cuchillo afilado, aunque si queréis también podéis cortar el chocolate en trocitos muy pequeños)
2 cucharadas de azúcar invertido

Semi montamos la nata y le añadimos la leche  y los dos tipos de azúcar. Mezclamos todo bien y reservamos en el frigorífico como unas cuatro horas para que enfrié bien y le cueste menos a la heladera.

Montamos la heladera y con ella en marcha añadimos el batido a la cubeta la cual habremos tenido unas 24 horas en el congelador. En mitad del proceso añadimos las virutas de chocolate. En mi heladera a tardado una media hora, pero depende de cómo os guste a vosotros.

Ingredientes para las sabanitas:
100g de mantequilla
100g de almendra molida (a mí me gusta comprar la almendra entera y molerla yo misma. En esta ocasión he dejado la cascara y así le da un toque amargor y otro tono a las sabanitas)
150g de azúcar
50g de harina
3 claras

Precalentamos el horno a 180 grados y preparamos la bandeja del horno con papel vegetal.

Derretimos la mantequilla y la dejamos templar.

En un bol mezclamos la almendra, el azúcar, la harina y las claras un poco batidas. Añadimos la mantequilla derretida y mezclamos bien.

Pasamos la mezcla a la bandeja del horno y extendemos para igualarla.

Horneamos unos ocho minutos o hasta que el palillo salga limpio.

Dejamos enfriar y cortamos en cuadraditos más  o menos grandes.

Ponemos la sabanita en un plato el helado por encima.

Y listo….

A quién le falta cuchara???!!!

Nos vemos en la próxima entrada!!!

Besoss

PD. (Para Angi): Te has dado cuenta de que también te he birlado los platos??? Jajaja, ya te digo yo que le estoy cogiendo el gustillo a esto del guante blanco....

sábado, 21 de septiembre de 2013

Tarta Selva Negra de nata y trufa






Hace un par de semanas que empezó el colegio, que nervios tenia. Se adaptaría bien la peque?? La guardería la llevaba genial, le encantaba ir, pero y el colegio?? Nuevo centro, nueva profesora, nuevos compañeros, un cambio en toda regla después de estar todo el veranito juntitas casi casi pegadas con superglu. 

Y dejándome una vez más con la boca abierta se lo ha tomado fenomenal!!! Y es que fenomenal es como dice ella que se lo ha pasado en el cole, jejeje. Pufff, que alivio.

Y con el cole creí que las manillas del reloj irían muuucho más despacio, que tendría más tiempo pero que equivocada estaba. Y es que al empezar el cole también empezamos con el periodo de adaptación y claro, para los peques muy bien porque tardan menos en adaptarse, pero para los padres es un engorro. En la primera semana solo estaba en el cole una hora por día y en esta segunda semana una hora y media. Y claro son dos horas menos al día que tiene menos mi reloj al día ya que entre ir venir….

En fin a ver si llega ya octubre, me devuelven esas dos horitas a mi reloj y me da tiempo de hacer toooodas las cosas que tengo pendientes, que son muchas. 





Mientras tanto os dejo esta tarta que está buenísima, para chuparse los dedos y lamer el plato.

Una tarta de las de toda la vida.

Vuelvo a sacar receta del recetario de De uvas a Peras, os dejo el enlace a su video por si queréis echarle un vistazo a como la preparan ellos.

Super fácil.

Listos??

Ingredientes:

Para el bizcocho:
6 huevos
150g de azúcar
130g de harina
20g de cacao en polvo sin azúcar
14g de levadura
Extracto de vainilla
Almíbar para bañar el bizcocho

Precalentamos el horno a 180 grados y preparamos la fuente del horno con papel de hornear.

Ponemos en el bol de nuestra batidora los huevos con el azúcar y los batimos hasta que tripliquen su volumen. En mitad del proceso añadimos el extracto de vainilla.

Tamizamos la harina junto con el cacao y la levadura. 

Vamos incorporando la harina al huevo a cucharadas mezclándolo con movimientos envolventes para que no se baje el batido.

Con estas cantidades tenemos para preparar las tres planchas de bizcocho para nuestra tarta.

Extendemos un tercio de la mezcla en la placa del horno y la horneamos unos ocho o diez minutos o hasta que el palillo salga limpio.

Repetimos la operación con el resto de la mezcla.

Reservamos las tres planchas de bizcocho.

Para el relleno:
200g de chocolate negro
1 litro de nata para montar
8 cucharadas de azúcar

Ponemos la nata en el bol de la batidora y la montamos con el azúcar.

Dividimos la nata en dos partes y reservamos una de ellas que utilizaremos para hacer la trufa.

Derretimos el chocolate y lo pasamos a un bol grande para mezclarlo con la nata que teníamos reservada. 

Como el chocolate está muy caliente y la nata muy fría tenemos que mezclar la nata con el chocolate muy despacio, a cucharadas ya que si lo mezclamos todo de una vez se nos cortará la nata. 

Ponemos los bizcochos juntos y los recortamos para igualarlos dejándolos a la medida que necesitemos.

Cogemos una plancha de bizcocho y le acoplamos un molde ajustable rectangular, también podéis utilizar un taper rectangular o una bandeja de paredes altas teniendo en cuenta que a la hora de desmoldar tendréis que darle la vuelta.

Mojamos el bizcocho con almíbar y ponemos por encima una capa de nata que alisaremos muy bien para poner otra plancha de bizcocho encima. Mojamos la nueva plancha de bizcocho con el almíbar y ponemos toda la trufa extendiéndola y alisándola bien para poder poner la última plancha de bizcocho encima.

Mojamos la nueva plancha de bizcocho con el almíbar y ponemos por encima la nata restante volviendo a repartir y alisándola muy bien. 

Ponemos por encima un papel de plástico y la metemos en el congelador de un día para otro.

Quitamos el papel de plástico y desmoldamos la tarta y la pasamos a nuestra bandeja de presentación.

Decoramos la tarta con virutas de chocolate.

Y dejamos descongelar antes de servir.

Ñammmmm!!!!! 

Deliciosa!!!!

Verdad que es muy fácil?? 

Y podéis prepararla con días de antelación para que luego no os pille el toro.

Nos vemos en la próxima entrada.

Sed buenos!!! Besossss
 

viernes, 13 de septiembre de 2013

Helado de crema de cacahuete




Y aquí lo tenéis.

Este helado de crema de cacahuete esta de muerte.

Yo lo aviso, es coger la cuchara y no parar hasta dejar brillante el bol. Luego no me digáis que se queja vuestra báscula, eh??

Y si ya encima le ponemos un poco de ganaché por encima……. ummm, que bueno, qué bueno!!!

La crema de cacahuete que he utilizado es casera un día de esto os la subo al blog por si os interesa prepararla os aseguro que está como unas cien veces mejor que la comprada.

La receta es de Gemma su blog es CocinaBlogGemma, pincha aquí si quieres verlo.

Quien se apunta??!!!

Ingredientes:
400ml de nata para montar
100ml de leche semidesnatada
200g de crema de cacahuete
70g de azúcar blanca
½ cucharada de extracto de vainilla
2 cucharadas de azúcar invertido

Ponemos la nata, la leche, la crema de cacahuete y el azúcar en un cazo y lo calentamos a fuego lento mientras movemos bien para que se mezcle todo bien. Cuando empiece a hervir lo retiramos del fuego y agregamos el extracto de vainilla y el azúcar invertido y lo mezclamos bien.

Lo ponemos en una jarra o bol y lo dejamos templar antes de dejarlo unas cuatro horas en el frigorífico para que enfrié lo máximo posible y le cueste menos a la heladera.

Después de las cuatro horas en el frigo pasamos la mezcla a la heladera dejándola hacer su trabajo unos cuarenta minutos.

Si queréis el helado con una mayor consistencia deberéis meter el helado en el congelador al menos una hora más.

Y a por las cucharas!!!!

Besitos helados


miércoles, 11 de septiembre de 2013

Azúcar invertido


Seguro que habéis oído como unas mil veces el nombre de este azúcar. Yo al menos sí y la verdad es que nunca me ha llamado la atención, nunca me he preocupado de averiguar que era, como se hacía o para que se utilizaba…. hasta…. que la heladera del Lidl cayó en mis manos.

Si…. no sé cómo pasó pero sin darme cuenta estaba metida en el carrito de la compra y la vi allí tan acurrucadita entre el resto de la compra que me dio mucha pena el sacarla de allí y devolverla a su sitio. A sí que, se vino a casa con nosotros.

Ya veremos lo que piensa mi bascula cuando se la presente, jejeje.





Y buscando recetas de diferentes helados para preparar e ella me encontré con que muchas de ellas tenían entre sus ingredientes este tipo de azúcar y claro tenía que averiguar cómo se preparaba. La receta la encontré en el blog de Los fogones de Ana Sevilla, podéis pinchar aquí para ver la receta original.

Como nos explica Ana en su blog es como un almíbar que sustituye un porcentaje del azúcar de recetas de helados, panes, bollería y pastelería. Los helados quedarán mas cremosos y no cristalizarán. Las masas se conservarán más tiempo y los bizcochos, magdalenas o bollería estarán más esponjosos.

Las proporciones, suelen ser:
-Helados: 25% (si la receta indica 200 gr. azúcar, le pondremos 150 gr. de azúcar y 50 gr. de azúcar invertido, por ejemplo).
-Bizcochos, magdalenas y bollería: 10%-20 %.
-Panes: 50%

Veréis que fácil….

Ingredientes:
150g de agua
350g de azúcar
Gasificante (1 sobre blanco y otro morado) los encontrareis en cualquier supermercado

En un cazo ponemos el agua, el azúcar y el sobre blanco hasta que empiece a hervir. Apagamos el fuego y dejamos que temple y no queme, si tenéis termómetro unos 50 grados.

Añadimos el sobre morado y mezclamos con una varillas, subirá bastante espuma que se quitará después de unos minutos. Cuando se quite la espuma lo pasamos a un bote dejándolo enfriar por completo antes de tapar el bote.

Si lo guardamos en un sitio fresquito en el bote de cristal puede conservarse perfectamente como un año.

Y ya lo tenemos listo para utilizar.

Que os parece un helado de crema de mantequilla para estrenarlo??

Ya mismo os paso la receta.

Besos a todos.

 



 




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...