lunes, 30 de junio de 2014

Dorayakis, un pequeño desliz






Hoy os traigo mi aportación de este mes para El gran Reto dulce. Este mes teníamos que preparar un postre asiático. Podéis ver las demás propuestas pinchando aquí.

Sabéis las ganas que le tenía yo a estos dorayakis? Ni lo imagináis. Con mi hija viéndose todos los capítulos de Doraimon y dicho gatito zampándose a pares los dorayakis….



 

Yo creí que estaban rellenos de algún tipo de crema de chocolate o yo que sé, desde luego ni se me pasaba por la cabeza de que estaba hecha la crema con lo que se rellenaban.

Esa crema o casi mejor dicho pasta se llama Anko y está hecha de habichuelas rojas o azuki.

Si como lo oís, habichuelas para hacer la crema de un postre, yo también me quedé con la boca abierta.

Gokuraku Sam, me pasó la receta para preparar lo Dorayakis, pero sintiéndolo mucho he tenido que sustituir un par de ingredientes ya que donde yo vivo al abanico de ingredientes que tengo al alcance muchas veces se queda corto.

La receta de la pasta Anko la he buscado por san google y después de ver unas cuantas prácticamente todas eran iguales, ajustan la cantidad de azúcar según gustos, unas les añaden un poco de miel y otras un poco de mirin, este último es un vinagre de arroz…. así que terminé por hacerla a mi gusto.




Queréis saber cómo los hice? Apuntad!

Ingredientes para la pasta Anko:
 230g de judías azuki o habichuelas rojas ya cocidas
1 taza y ¾ de azúcar
1 cucharadita de sal
1 cucharada de miel
Escurrimos las habichuelas y las lavamos bien para quitarles el amargor y las ponemos en un cazo a fuego medio con el resto de ingredientes.
Dejamos que se vaya haciendo como una mermelada hasta que espese mientras vamos removiendo con la ayuda de un tenedor vamos machacando las habichuelas.
Dejamos enfriar, mientras preparamos las tortitas.

Ingredientes:
2 huevos L
100 gr azúcar
40 gr miel
5 gr aceite de semilla de uva (yo utilicé aceite de girasol)
10 gr mirin (yo utilicé vinagre de vino blanco pero solo puse una cucharadita)
2 gr bicarbonato de soda
130 gr harina
100 gr agua
Ponemos los huevos en un bol y los batimos con el azúcar y la miel hasta que doblen su volumen. Agregamos el vinagre y el aceite. Tamizamos la harina junto con el bicarbonato y la vamos añadiendo despacio a los huevos con movimientos envolventes para que no se bajen. Agregamos el agua mezclamos de nuevo y dejamos reposar tapado unos 20 minutos (no os saltéis este punto o no os quedarán igual).
En una plancha o sartén vamos haciendo las tapas de los dorayakis como si se tratasen de tortitas.
Con estas cantidades os saldrán 4 dorayakis y la cantidad de pasta de Anko también es para 4 dorayakis
Dejamos templar y las rellenamos con una cuarta parte de pasta de Anko.
Presionamos un poco los bordes para que se peguen.

Y listos!!!!






Creo que lo más difícil de esta receta ha sido encontrarle el punto a la sartén ya que como veis en las fotos el primero ha tomado mucho el sol, apuesto a que si hubiese salido un quinto me habría quedado con el color que yo quería jejeje

Por otro lado os tengo que decir que me han encantado, al principio el primer bocado me resultó algo raro tanto por el sabor como por la textura de la pasta, pero mi paladar se acostumbró rápido al nuevo sabor y aunque solo me comí uno se me quedó muy corto, me hubiese comido otro, pero…..        
Cosas de la dieta. 

He decidido cometer un desliz al mes siempre y cuando haya cumplido los 29 días anteriores a mi cita con la báscula. Y este mes me lo merecía después de decirle adiós a 3.700 Kg!!!!! 

Bay, bay, azúcar y masas! Espero volver a veros el mes que viene!!! Mientras me quedo con mis ensaladas de verano.

Besos a todos!!!

 

domingo, 29 de junio de 2014

Financiers o visitandine de jamón y queso, cierre de la primera temporada del Asaltablog



Había pensado mil formas de comenzar esta entrada y ahora que tengo la plantilla delante me quedo en blanco y no sé por dónde empezar. 

Son las 9:15 del día de publicación y como no yo en mi línea, escribiendo la entrada deprisa y corriendo para tenerla preparada a las 10, parece que me luce tener que ponerme el despertador un domingo a las ocho y media para preparar la entrada y si no, no me quedo agusto jejeje. Mi propósito para la nueva temporada…. Tener las entradas listas como mucho para el día 15, tampoco pido tanto, no? Que me dé tiempo a croquetizar la receta como al Capitán Rábano, aunque no sé yo como voy a croquetizar mis dulces, os imagináis? “Próxima entrada croquetas de bundt de tal” jejeje.

Veis? Ya estoy delirando, producto de trasnochar, poco dormir y mucho madrugar, así que no me hagáis mucho caso.





La receta para cerrar esta temporada del Asaltablog se la ha ganado Laura del blog Olor a Regalices. No dejéis de visitarla, tiene un blog repleto de recetas a cada cual más buena y sus entradas son muy buenas. 

Nunca había probado los financiers, ni siquiera sabía cómo se preparaban o que ingredientes llevaban. Sí que los había oído y cuando los vi en el blog de Laura me picó la curiosidad y no los pude dejar pasar.

Buscando un poquito de historia de estos pastelitos salados descubrí que su nombre tradicional es visitandine, aún hoy se les sigue llamando así en algunas pastelerías de Francia.

Estos pastelitos se inventaron en una pastelería francesa para que los financieros no se ensuciasen las manos al comerlos. 

Originalmente su forma era ovalada, fueron los suizos los que le dieron la forma de lingote y cambiaron su nombre por el de financiers.

 Yo hoy que querido darles mi toque y los he preparado con forma de corazón. 

Os aseguro que no habrá nadie que se resista. La verdad es que me han sorprendido muchísimo y a mi hija le ha encantado comerse un corazón detrás de otro, y eso que es reacia a probar nada nuevo.

Por lo que pasan directamente a mi recetario.

No me lio más, nos ponemos el delantal?

Ingredientes:
150g de queso cremoso al ajo y hierbas (yo como no tenía en casa puse del normal y le añadí a la masa orégano y albahaca)
120g de jamón dulce cortado a dados
2 huevos L
1 cucharadita de levadura
20g de harina
60g de mantequilla fundida
50g de almendra molida
Pimienta negra 

Precalentamos el horno a 180 grados.
Separamos las claras de las yemas. Ponemos las yemas en un bol y les añadimos una cucharada de agua caliente y mezclamos. Añadimos la harina, la levadura, la almendra, la mantequilla, una pizca de pimienta negra y las claras batidas ligeramente, mezclamos todo bien y le añadimos los dados de jamón y el queso crema, mezclamos todo y lo repartimos en los moldes.
Horneamos unos 15 minutos con cuidado de no pasarnos con el horneado ya que si no quedarán muy secos.

Dejamos templar, desmoldamos y a ponernos las botas!

Como bien dice Laura, más rápido imposible!!!





Mi experiencia en esta primera etapa del Asaltablog ha sido genial, he tenido la oportunidad de descubrir muchísimas recetas nuevas, conocer a un montón de blog buenísimos y sobre todo a la gente que hay detrás de ellos. Me he reído una jartá leyendo las entradas que mis compañeros de cueva preparaban, pero por desgracia también he llorado y es que el hueco que Carolina dejó nos pilló a todos por sorpresa y nos dejó sin palabras….

Un beso muy grande para todos los Asaltadores!

No sentís ya ese gusanillo por saber quién será el próximo asaltado? Jejejeje

Besos para todos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...