domingo, 28 de febrero de 2016

Crumble de manzanas tradicional… #Asaltablog




Llevaba sin probar las manzanas, cuantos? 8 años? Mogollón….

Algunas noches cuando no tenía mucha hambre me gustaba cenar una manzana, lavadita y a bocaos jejeje. De repente, una noche horas después de cenar mi rica manzana, despierto de mi placido sueño con un picor de mil demonios por todo el cuerpo, rasca que te rasca y demás, ya me veía en urgencias hinchada como un pez globo, aguantando, aguantando el picor empezó a remitir y solo quedó en un sarpullido en la piel. 

Conociendo mi historial de alergias y temblando por una nueva, cogí hora con el médico para contarle lo sucedido, su diagnóstico…. “No vuelva usted a comer manzanas”. Cómo? Y ya está?

PUES SI. Como no tuve que ir a urgencias, esa fue su receta. PERFECTO!

AGRRRRR! Cabreo monumental!

Bien, al cabo de los años, después de no volver a probar una rica y suculenta manzana en tanto tiempo, me vuelve a pasar lo mismo con el mango, sandía y melón. Con estos nuevos cabreos y con un miedo terrorífico a probar fruta nueva o tan siquiera a comer la misma de toda la vida por si las moscas, vuelvo a coger cita con el médico para que me mande al especialista y me vuelvan a hacer las pruebas de la alergia a comidas, en especial a las frutas. 

Unos meses después, con los brazos pintarrajeados y con ampollas en prácticamente casi todas las rayitas de boli que me habían hecho en los brazos. Me diagnostican una alergia a la proteína Profilina-LTP, genial! Una proteína que tienen todas las frutas. Pero como voy a estar sin comer nada de fruta? Además con la pera, naranja, fresa y algunas otras no he notado ningún síntoma!? Entonces mi alergólogo me tranquilizó y aún prohibiéndome comer y o tocar el melocotón, albaricoques, fresquillas y alguna otra también me dijo que el resto de frutas con las que notaba alergias, intentara comerlas lavándolas pelándolas y volviendo a lavarlas ya que esta proteína se encuentra en mayores cantidades en la piel de la fruta. Me vino dios a ver jejejeje que alegría me dio! En cuanto llegué a casa probé con una manzana, (Dios que rica!), la lavé, pelé, volví a lavarla y tras esperas horas con los dedos cruzados, increíblemente no noté ni el más mínimo picor!!!!

Encantada de la vida, desde entonces no he parado de comerlas por eso en cuanto vi el crumble de manzana que Ïa tenía en su blog El caldero de Nimüe no pude resistir la tentación de meterlo en mi saco a escondidas de otros asaltantes y con el participar en el Asaltablog de este mes. Un blog con recetas súper sanas y viajes de ensueño que por supuesto os aconsejo visitar.


Había probado otras veces el crumble en otras tartas, pero del modo tradicional nunca. Ahora, después de haberle hincado el diente al crumble tradicional creo que me he vuelto adicta a él.  Menos mal que no doblé las cantidades para hacerlo mayor ya que casi me como yo solita la fuente entera jejeje. 

Nos ponemos el delantal?

Ingredientes:
4 manzanas pequeñas
50g de azúcar moreno
1 cucharada de canela en polvo
_______
140g de mantequilla sin sal muy fría
50g de azúcar moreno
100g de harina

Primero pelamos las manzanas, las partimos en trozos pequeños desechando el corazón y las ponemos en un cazo con medio vaso de agua, el azúcar y la canela. Mezclamos todo bien y ponemos a fuego medio hasta que la manzana quede blandita.

En un bol ponemos la harina, el azúcar y la mantequilla que vamos mezclando hasta conseguir una especie de serrín.

Ponemos la manzana en una fuente y una primera capa del serrín por encima que aplastaremos para que quede algo compacto, ponemos el resto repartido por encima y horneamos la fuente con el horno precalentado a 180 grados unos 50 minutos, o hasta que el crumble quede tostadito pero con cuidado de no quemarlo.

Y listo!!!

Espera a que temple para hincarle la cuchara o te asarás jejeje, puedes comerlo tanto templado como frío, personalmente no sabria decirte como me gusta más.

Nota: Utilizad una fuente que tenga algo de altura, yo utilicé una bastante bajita y al hornear se salieron un poco los jugos de la manzana y el caramelo. Podéis añadir a la mezcla de serrín copos de avena, le daréis otro toque. Prueba con otros tipos de fruta, pera, ciruela o incluso arándanos como la compañera de piso de Ïa, quedará genial.





Buenísimo, de los mejores postres que he probado. 

No tardéis en hacerlo vosotros, es una auténtica delicia. Ya me contareis!

Mil besos a todos, nos vemos la próxima semana!

jueves, 18 de febrero de 2016

Albóndigas suecas, de ikea o Kötbullar





Buenos días!

Dando el sábado un paseo por las calles de mi pueblo a un día para el tan deseado San Valentín me encuentro con que ya están publicitando el día del padre!? Increíble! Ya ni esperan a que pase la fecha señalada para vendernos la siguiente celebración? A ver no me mal interpretéis, me encanta el día de San Valentín, demostrar y que me demuestren amor pero lo que me repatea es tanto consumismo, como aprovechan hasta el último rincón de cada escaparate para meternos por los ojos cada fecha señalada. 

Tenía una receta preparada, una tartaleta para dos de delicioso chocolate, crema, chocolatinas y toffe que estaba de muerte, con la que disfrutar juntos después de una cena romántica, pero al final este año no he querido seguirle el rollo a tanto consumismo y dejarla para una próxima entrada. Un postre para celebrar algún día señalado, un día que sea solo vuestro o simplemente porque os apetezca hacerlo especial.

Corazones aparte…

Como ya iba tocando receta salada y estamos tan saturados de chocolates y dulces del señor cupido me he decidido a preparar estas deliciosas albóndigas suecas que todo el mundo conoce como las de Ikea. No hay quien se resista a ellas tanto grandes como pequeños, los platos siempre quedan vacíos, brillantes de tanto mojeteo jejeje

Os presento mi versión de estas albóndigas que en casa triunfan de lo lindo. Y que a voz de grito os cuento que están más ricas que las de Ikea.





Apuntas?

Ingredientes:
500g de carne picada de cerdo
1 rebanada de pan
Medio vaso de leche
2 huevos
Cebolla en polvo (o mejor fresca si no tienes en casa a quien le moleste toparse con ella)
Sal y pimienta negra recién molida
Una pizca de nuez moscada rallada
Aceite de oliva 

Ponemos la rebanada de pan dentro del vaso de leche para que la absorba.
En un bol ponemos la carne molida y la condimentamos con sal, pimienta y nuez moscada y cebolla en polvo. Añadimos los huevos y mezclamos bien todo. Sacamos la rebanada de pan de la leche y se la añadimos a la carne deshaciéndola y volvemos a mezclar todo muy bien.
Formamos bolas con ella teniendo cuidado de hacerlas todas del mismo tamaño.
Cubrimos una sartén con aceite y freímos a fuego medio las albóndigas rodándolas muy a menudo para que conserven la forma y no queden planitas por ningún lado.
Una vez la tenemos doradas las retiramos a un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite. Reservamos.

Para la salsa necesitamos:
50 g mantequilla
50 g harina
500ml caldo caliente (o un poquito más dependiendo de cómo nos guste la salsa de ligera)
150ml de nata para cocinar
1 cucharadita de concentrado de carne Bovril (opcional)
Sal y pimienta recién molida

Haremos la salsa en la misma sartén donde hemos cocinado las albóndigas, si conserva demasiado aceite retiraremos parte de él pero sin retirar los restos que hayan dejado ya que le aportarán mucho sabor a la salsa.
Ponemos la sartén al fuego con la mantequilla. Una vez derretida añadimos la harina y dejamos que se cocine y coja un colorcillo tostado. Añadimos el caldo y removemos bien para que no quede ningún gramo en la salsa (si nos gusta la salsa algo más ligera siempre podemos añadirle algo más de caldo).  Una vez la salsa haya engordado la salsa añadimos la nata y la cucharadita de concentrado de carne, incorporamos a la salsa rectificamos de sal y pimienta
 y dejamos hervir unos cinco minutos. Ponemos dentro las albóndigas y dejamos hervir unos 5 minutos más.

Para la guarnición decidí asar unas patatas al microondas, para ello pinché unas patatas con un cuchillo y las envolví con film transparente. 800ww unos 5-8 minutos y listas!
A mí me gusta pelarlas salarlas y ponerles algo de aceite  



Os animáis a probarlas? 

Os aseguro que os encantarán!

Mil besos a todos, no vemos en la próxima!!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...