domingo, 25 de marzo de 2018

Pan de calabaza y leche condensada


Bueno pues ya estamos aquí de nuevo un mes más con una receta para para el asaltablog!
Este mes el blog a asaltar ha sido el de Verónica, Cocinandopara mis cachorros. No dejéis de visitarlo.

Mira que me costó decidirme por una receta, ya hasta perdí la cuenta de las que guardé como posibles. Finalmente terminé por decidirme por estos panecillos por culpa de un resto de calabaza que tenía dando vueltas por el frigo. 

Y la verdad…. Nos han encantado!!!!!


 
Su forma de pequeñas calabacitas, su colorcito, su olor….. y su saborrrrr
Un sabor que tengo que reconocer me ha sorprendido mucho. Un sabor intenso a calabaza muy dulce….. puffff os aconsejo que los probéis, de verdad.

Queréis saber cómo los hice??

Ingredientes:
150g de leche condensada
20g de mantequilla
3g de levadura seca de panadero
20ml de agua tibia
1 cucharadita de azúcar
250g de calabaza limpia
½ cucharadita de sal
250g de harina de fuerza
Leche para pintar
Azúcar moreno para espolvorear

Diluimos en el agua tibia la levadura y el azúcar, reservamos.
Ponemos la calabaza en un bol apto para microondas y tapamos con film perforándolo por varios sitios, lo metemos en el microondas a máxima potencia unos 6-8 minutos.
En el  bol de la amasadora ponemos la calabaza aplastada con un tenedor, la mantequilla, la leche condensada y la sal, mezclamos.
Incorporamos la harina y la levadura, amasamos hasta conseguir una masa lisa que no se nos pegue en las manos.
Formamos una bola y la dejamos levar hasta que doble su volumen.
Formamos unas bolas con porciones de unos 100 gramos.
Con cordel de bridar les daremos la forma de calabaza. Rodeamos la bola con el cordel formamos una cruz para volver a rodear y repetimos otras dos veces, al final haremos un nudo para que no se suelte.
Dejamos que vuelva a levar la masa casi hasta doblar el volumen.
Pintamos con leche, espolvoreamos con azúcar moreno.
Horneamos a 180 grados unos 15 minutos.

Y listo!

A disfrutar de estas bellezas que saben a gloria!

Muchas gracias por la receta Veronica, me ha encantado husmear por tu blog.

Y mil besos a todos! Nos vemos en la próxima entrada

Muakkkkk

Sed buenos!


domingo, 25 de febrero de 2018

Miel sobre hojuelas





Muy buenos días!

Un mes más, con su último domingo llega el Asaltablog!

Este mes el blog afortunado es…. LaCocina de Rebeca, una periodista toledana que cuida cada detalle de su blog en el que incluye muchísimas recetas, con unas fotos que te invitan a meterle un bocao a la pantalla.

De su blog salí con la carpeta de recetas pendientes a rebosar y de entre todas ellas elegí la de Miel sobre hojuelas.

Es un dulce típico de la cocina castellano manchega que viene al pelo para estas fechas ya que se suele preparar para carnavales y semana santa. 

Un dulce con masa frita que ha conseguido quedarse en nuestro día a día como una expresión. Y es que si algo es bueno Miel sobre hojuelas es algo que no puede ser mejor! 

Si su masa frita ya de por sí está buenísima imaginaos como puede estar si sobre ella ponemos miel… una delicia imposible de superar.

Y es por eso por lo que tuve que decidirme por esta receta.



Si aún no las habéis probado os pido que no dejéis de hacerlo, es un dulce que todos deberían probar.
Rebeca nos dice que una vez fritas las hojuelas las tenemos que poner en un plato por capas y en cada una de ellas poner por encima miel. 

Yo que soy muy dulce jejejeje he querido darles un puntito más de miel por lo que he bañado cada una de ellas en miel para poder luego encontrarla en cada uno de sus recovecos, todo un acierto, os lo aseguro.

Nos ponemos el delantal?



Ingredientes:
1 huevo L
La cascara del huevo de aceite de oliva
La cascara del huevo de anís seco
4 -5 gotas de vinagre
150-200g de harina
Aceite para freír
Miel

Preparación:
Pinchamos la punta del huevo para hacerle un agujero por el que sacaremos el huevo que pondremos en un bol. Llenamos el cascarón con aceite de oliva y lo añadimos al bol con el huevo. Lo llenamos de nuevo con el anís y ponemos también en el bol. Añadimos las gotas de vinagre y mezclamos todo bien y añadimos la harina hasta obtener una masa brillante que no se nos pegue en las manos.
Amasamos unos cinco minutos hasta que esté elástica y tapamos mientras calentamos el aceite en una sartén honda o un cazo.
Cuando el aceite casi haya cogido temperatura contamos pequeñas porciones de masa y con la ayuda de un rodillo las estiramos con una forma más o menos redonda hasta dejarlas muy muy finitas casi como un papel.
Freímos de una en una. Al introducirla en el aceite apoyamos sobre ella en el centro un cuchara y damos unas vueltas para que la masa se enrolle y quede con una forma parecida a una flor, aunque si quieres puedes dejarlas tal cual, estarán igual de buenas.
Una vez fritas las pasamos a un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite.
En un cazo ponemos miel y la calentamos para que quede muy liquida pero sin que llegue a hervir. Bañamos en ella cada una de las hojuelas escurriéndolas bien para que no queden con un exceso de miel. Las ponemos en el plato donde las bañamos a servir.

Servir con un cuenco de miel por si alguien quiere ponerle un punto más de ella.

Y listas!!!

 



Increíblemente buenas.

Miel sobre hojuelas!

Espero que os hayan gustado y que os decidáis a probarlas.

Nos vemos en la próxima entrada.

Mil besos a todos, muuuuuak!

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...