domingo, 26 de noviembre de 2017

Focaccia con tomates y tomillo





A los buenos días!

Último domingo de mes, ya sabéis que toca, verdad?

Pues sí!!! 

Entrada del Asaltablog! Yuuuuuiiii!

Este mes el blog afortunado ha sido ni más ni menos que el de Chary Serrano, si no la conocéis ya estáis tardando en visitar su blog. Escoger una receta ha sido muy muy muy difícil las recetas con las que Chary cuenta en su blog son muchiiisimas y a cada cual más apetecible.

En casa nos encantan las focaccias, tenemos la fea costumbre de comprarlas en el super, las preparamos rellenas de mil cosas y están para chuparse los dedos pero no sé por qué nunca me he decidido a prepáralas yo misma aun sabiendo que por muy mal que me salgan seguro que les dan mil vueltas a las prefabricadas del súper. 

Por eso al no saber que receta escoger de Chary Serrano y tomarme con su focaccia con cebolla negra no me lo pensé dos veces y me lancé a por ella.




Y menudo acierto!

No pienso comprar una focaccia precocinada en el súper ni de cachondeo. 

Está increíblemente buena, con una corteza crujiente y muy muy tierna por dentro.

 Es super fácil de preparar, además ni siquiera la he amasado. 

0 amasado.

Chary, la hizo con cebolla negra, yo, como no tengo ni sé dónde encontrarla, la he preparado con tomatitos y tomillo. 

También he modificado las cantidades de agua ya que las que indicaba, por lo menos con mi harina, no hubiese conseguido hacer la masa ya que la masa quedaba muy falta mucha de agua.

El amasado también lo he suprimido, como ya os he dicho 0 amasado, he optado por prepararla así, porque no tenía ni chispa de ganas de estar ahí amasando haciendo musculo, si, estaba un poco perra yo ayer jejeje

Quieres saber cómo la hice?

Apunta!



  Focaccia con tomates y tomillo

Ingredientes:
300 g de harina de fuerza
240ml de agua templada
1 cucharadita de sal
¼ de cucharadita de azúcar
15g de levadura fresca
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
+ un chorrito bien generoso para engrasar la bandeja del horno

Para decorar:
Unas ramitas de tomillo
Tomatitos cherry
Sal gorda
Tres cucharadas de aceite
Dos cucharadas de agua

Añadimos al agua el azúcar, disolvemos removiendo con una cuchara y añadimos también la levadura y nuevamente con la cuchara deshacemos la levadura. Reservamos mientras preparamos los demás ingredientes.
Ponemos la harina en un bol, añadimos la sal y la removemos con la harina para repartirla un poco. Añadimos el aceite y la mezcla de agua que teníamos reservada.
Con una cuchara removemos bien hasta integrar todos los ingredientes.
Tapamos el bol con film o con un paño y dejamos reposar unos 20 minutos en un lugar donde no haya corrientes de aire o dentro del horno.
Pasados los 20 minutos preparamos un bol con agua, nos mojamos las manos en ella y tenemos que plegar la masa como si de un pañuelo se tratara, cogemos de un lado, lo llevamos al centro, cogemos el lado contrario estiramos un poquito y al centro, repetimos con los otros dos lados. Dejamos de nuevo en el bol con los pliegues hacia abajo. Tapamos con el film y reservamos otros 20 minutos.
Después de estos 20 minutos volvemos a repetir la misma operación, y dejamos de nuevo otros 20 minutos reposando. He repetido esto mismo cuatro veces.
Veréis como con cada plegado cada 20 minutos la textura y elasticidad de la masa va cambiando.
Por último, untamos con un poco de aceite un bol bastante amplio colocamos en el la masa y la dejaremos levar tapada con film en el frigo al menos unas 4 horas o fuera de él como una hora y media o hasta que haya triplicado su volumen.
Precalentamos el horno a 250 grados solo calor abajo.
En un vaso ponemos el aceite junto con el agua y lo batimos para emulsionarlo con un tenedor. Reservamos.
Preparamos una bandeja con papel de horno y sobre este el chorrito de aceite, no seáis tacaños jejeje pincelamos todo el papel para repartir bien el aceite. Volcamos la masa sobre la bandeja y con los dedos mojados en aceite iremos presionando sin forzar la masa para extenderla por toda la bandeja.
Sobre ella colocaremos los tomatitos partidos por la mitad y el tomillo.
Ponemos por encima sal gorda al gusto y por último el aceite emulsionado que teníamos reservado.
Introducimos en el horno precalentado, bajamos la temperatura a 225 grados y ponemos calor arriba y abajo.
Dejamos que suba y dore a nuestro gusto más o menos unos 25-30minutos.

Y lista!!



Podréis resistir la tentación y esperar al manes a que temple para hincarle el diente?



Y a vosotros con que relleno os gusta?

Agradezco sugerencia porque me da a mí que van a caer unas cuantas de estas por casa muy a menudo jejejeje

Pd. No vuelvo a comprar una focaccia!

Espero que os haya gustado.

Nos vemos en la próxima entrada!

Mil besos a todos, muuuuuak
 


jueves, 16 de noviembre de 2017

Bocadillo de pollo picante ahumado




Llevamos una racha en casa en la que rara es la noche que no cenamos bocadillo. 

Que le vamos a hacer, nos ha dado por ahí…

No es que sea muy bueno para la dieta pero sí que es divertido, siempre tratamos de hacerlos diferentes, buscar nuevas combinaciones
Este que os traigo hoy se lo vi hacer a Donna Hay en un programa del canal “huevo” y oye! prometía jajajaja

Prácticamente lo hicimos al pie de la letra, tan solo cambiamos las guindillas por cayena y el pan ese soso que puso ella por un fantástico pan rustico que está que te mueres jajaja




Un bocata que ya os digo yo que me está volviendo a apetecer y que muyyy posiblemente vuelva a caer esta noche de nuevo.

Nos ponemos el delantal?

Venga!




Bocadillo de pollo picante ahumado



Ingredientes para dos bocatas:


6 filetes de pechuga de pollo

1 cucharada de pimentón ahumado

2 guindillas de cayena machacadas, muy machacadas

2 cucharadas de aceite de oliva

Sal, y pimienta negra

Hojas de rúcala

4 cucharadas de mayonesa

El zumo de medio limón

Pan (rustico, chapata… el que más os guste peeero por favor que no sea congelado)



Lo primero que tenemos que hacer es adobar los filetes de pechuga, para ello las salpimentamos y ponemos en un plato hondo o bol, añadimos el pimentón ahumado, la cayena y el aceite.

Con las manos limpias, frotamos las pechugas con el adobo, casi como dándoles un masaje, de esta forma conseguiremos que los filetes cojan mejor el adobo. Reservamos tapado con film  al menos unos 30 minutos.

Preparamos la salsa.

Ponemos la mayonesa en un bol y le añadimos el zumo de limón, mezclamos bien para integrar los dos ingredientes y lista. Reservamos.

Calentamos la plancha o ponemos una sartén al fuego, cuando esté muy caliente ponemos en ella los filetes de pechuga, las dejamos unos minutos por cada lado para que se hagan bien pero sin resecarlas mucho. Reservamos.

Montamos el bocata.

Abrimos el pan, colocamos sobre la tapa de abajo una buena cantidad de rúcala, sobre esta la salsa, y por último los filetes, tapamos con la otra tapa de pan y listo!



Ñammmmm!!!
Lo dicho, que me voy volando al súper a comprar unas pechugas que esta noche nos damos un atracón!
Nos vemos en la próxima entrada. Mientras, también puedes encontrarme en faceboock o Instagram.
Mil besos a todos!

Muuuak
 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...