lunes, 31 de marzo de 2014

Tarta de Mousse de chocolate y fresas





Ahhh, que casi no llego para el reto de las Reposteras de este mes!!!

Voy corre que te corre, corre que te corre. Conseguiré algún mes tener las retos preparados por lo menos una semana antes? 

Meccc.... seguro que no, jejeje, eso seria demasiado fácil, no?

Pues venga, sin más rodeos vamos con la receta.

Ingredientes:

Para la base necesitamos restos de un bizcocho de chocolate y un poco de almíbar por si el bizcocho estuviera algo seco.

Para la mousse de chocolate necesitamos:
200ml de nata para montar
1 cucharada colmada de azúcar
80g de chocolate de postres
2 claras de huevo
3 hojas de gelatina 
500g de fresas
Cacao para 

Forramos la base de un molde desmontable con papel de horno.
Introducimos las hojas de gelatina en un bol con agua muy fría.
Desmigamos el bizcocho, lo empapamos con un poco de almíbar y lo extendemos por toda la base del molde presionando para que quede bien firme.
Lavamos y secamos las fresas quitándoles la hojas y partiéndolas por la mitad. Rodeamos con ellas todo el contorno del molde colocándolas boca abajo. Las sobrantes las troceamos en la base, dejando un par para decorar. Reservamos.
Montamos 150ml de nata con el azúcar y reservamos.
Derretimos el chocolate junto con la nata restante. Secamos las hojas de gelatina con papel absorvente para quitar el esceso de agua y las deshacemos en la trufa. 
Montamos las claras a punto de nieve y reservamos.
Incorporamos la nata montada a la trufa  en pequeñas cantidades para que no se endurecca el chocolatte hasta incorporarla toda. Incorporamos las claras con movimientos embolventes muy despacio para que no bajen.
Ponemos la mousse en el molde y lo dejamos en el frigorífico al menos 4 horas. 
Decoramos con cacao en polvo y colocamos unas fresas para adornar.



 Buenisima!

Queda muy suave y ligera, por lo que como no tengas cuidado empiezas con un trozo y luego otro trozo, bueno venga un poquito mas..... y pero si ya no queda!!!!

Si, si... ya me contareis.

Besos

domingo, 30 de marzo de 2014

Pastel Saint Honoré




Último domingo del mes y ya estamos aquí de nuevo la banda de ladrones mejor montada que se ha conocido en la historia. Ladrones de guante blanco que nos dedicamos a saquear sin ningún tipo de compasión los blog de nuestros propios compañeros dejándolos más limpios que el jaspe.

Y menudo botín me traigo para la cueva de los Asaltablog este mes. 

Este mes el blog asaltado a sido el de Pilar llamado Postres Originales, un blog con unas recetas buenísimas y con unas entradas la mar de originales. Que todavía no lo conoces? Pues te dejo aquí el enlace pero me da que te lo vas a encontrar algo vacío, seguro que mis compis no han dejado ni con que encender jajjajajaja.





En mi caso después de darle unas cuantas vueltas a su blog y guardarme en la saca alguna recetilla que otra, me he decidido a realizar este Pastel Saint Honoré. Que porqué esta receta? Pues porque la pasta choux era una de mis pendientes a la que le tenía unas ganitas tremendas. La crema Chiboust no se quedaba atrás y porque la tarta queda súper bonita.  

Además ya sabéis por mis asaltos anteriores que aprovecho los robos del Asaltablog para elaborar recetas que para mí suponen un paso más, para aprender nuevas técnicas.

Aunque casi casi no llego a publicar, ya que le voy a mandar el enlace a la jefa con la hora algo raspada.

No os asustéis si veis que la receta lleva un montón de pasos, ingredientes y demás porque es muy fácil de elaborar. Si, os decidís a prepararla ya veréis como me dais la razón. 

A si que, vamos al lio!!!

Ingredientes:

Para la base:
Una plancha de hojaldre
Azúcar
Extendemos el hojaldre y con la ayuda de una base de molde de unos 22 cm cortamos un círculo con un corte limpio. Pinchamos muy bien la base por toda la superficie para que no nos suba en el horno y quede lo más plana posible. Ponemos azúcar por encima y pasamos un rodillo por encima para fijar el azúcar en la más. Reservamos dentro del frigo.

Para la pasta choux:
125ml de agua
125ml de leche
100g de mantequilla sin sal
150g de harina de repostería
1 pizca de sal
5g de azúcar
2 huevos M ( En su receta Pilar utiliza 3 huevos L, pero yo he tenido suficiente solo con dos de la M)
Tamizamos la harina y le añadimos la sal y el azúcar. Reservamos.

Ponemos en un cazo el agua, la leche y la mantequilla a fuego lento hasta que se derrita la mantequilla y llevar a ebullición hasta que rompa a hervir. Retiramos del fuego y echamos de golpe la harina y mezclamos hasta conseguir una bola de pasta. Dejamos reposar unos 15 minutos. 

Incorporamos los huevos de uno en uno intentando agregar a la mezcla la mayor cantidad de aire posible. Dejamos reposar unos 30 minutos tapado con film. 

Ponemos la masa en una manga pastelera, en mi caso con una boquilla estrellada, pero podéis poner la que más os guste. 

En la bandeja cubierta con papel de horno colocamos la base de hojaldre que teníamos reservada y con la manga ponemos un aro y lo horneamos con el horno precalentado a 180 grados 30 minutos hasta que se dore.

En la bandeja del horno vamos poniendo montoncitos de masa dejando unos centímetros de separación entre ellos porque en el horno sube la masa.

Horneamos con el horno precalentado a 220 grado unos 10 minutos y otros  a 180.
Sacamos del horno y reservamos para que se enfríen.


Relleno crema Chiboust:
500ml de leche semidesnatada
½ vaina de vainilla
3 yemas
1 huevo
35g de harina de maíz
75g de azúcar
100ml de nata montada
25g de azúcar glas opcional
Ponemos en un cazo la leche reservando una poquita, junto con la vaina de vainilla a la que le habremos sacado las semillas y puesto en la leche, lo calentamos hasta que infusione.

Mientras en un bol ponemos la harina de maíz, el azúcar y la leche que teníamos reservada. Una vez mezclado todo vamos añadiendo las yemas de una en una y por último el huevo.

Cuando la leche haya infusionado sacamos la vaina de vainilla y añadimos un chorrito de leche a la mezcla con la harina y removemos, con esto conseguiremos que los huevos no cuajen. Unimos las dos mezclas y volvemos a poner al fuego para que la crema espese removiendo unos diez minutos. 

Retiramos del fuego y le colocamos film por encima tocando la superficie para que no forme costra.

Mientras enfría montamos la nata y añadimos el azúcar glas.

Cuando la crema haya enfriado le incorporamos la nata montada con movimientos envolventes para que no se baje la nata.

Ponemos una parte de la crema en una manga pastelera con una boquilla redonda más o menos del número 4-5 y vamos pinchando y rellenando los bocaditos. Reservamos.

El resto de la crema lo ponemos en otra manga pastelera con una boquilla también redonda pero más grande que la anterior. Reservamos.


Para el caramelo:
100g azúcar
1 chorrito de agua
Unas gotas de limón
Ponemos en una sartén en azúcar junto con el chorrito de agua y el limón y lo ponemos al fuego, hasta que se dore y adquiera el color que deseemos y retiramos del fuego.

Encima de un papel para horno vamos a formar un disco de caramelo del tamaño de nuestra tarta. 

Para ello mojamos una cuchara con caramelo y vamos dejando caer en forma de hilo haciendo círculos hasta que quede como más nos guste. Reservamos.

Para el montaje del pastel, mojamos los bocaditos en el caramelo y los pegamos a el aro de la base para que se fijen a ella.

Con la crema que teníamos reservada vamos formando pegotes de crema por toda la superficie central a modo de montañas.

Y terminamos la tarta poniendo por encima el disco de caramelo.
 




Hacedla, os aseguro que no os arrepentiréis porque está deliciosa. Y os aseguro que es mucho más difícil escribir la receta que hacerla, jejejeje.

Muchos besos!!!

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...