lunes, 10 de febrero de 2014

Bizcocho de las Carmelitas descalzas de Sevilla





Hoy os traigo un bizcocho muy antiguo.

A lo mejor habéis oído hablar de él. Se trata de un bizcocho que se realiza con una masa madre que te regalan, con la cual según la tradición cuando te regalan esta masa madre también te están regalando suerte y salud.

No sé si me habrán regalado suerte y salud pero lo que si se es que con esta masa madre he hecho uno de los bizcochos más ricos que he probado. Es un bizcocho super húmedo y esponjoso y su sabor es……hummmm… riquísimo. En serio, es una delicia, si tenéis oportunidad probadlo.





Esta masa madre te la entregan con este papel en el que te da una serie de instrucciones para cuidar la masa madre durante diez días y ya por fin el décimo día puedes preparar el bizcocho. Puede parecer mucha tarea pero luego apenas tienes que hacer nada y el resultado merece la pena.






Yo solo he cambiado un par de cosas de la receta o mejor dicho sustituido. Puesto que las manzanas no las puedo comer las sustituí por unas peras. Las pasas las sustituí por unos frutos rojos secos que tenía en casa y las nueces que tampoco tenía por unas avellanas picadas. Como veis el que no se arregla es porque no quiere, jejjeeje.

El resultado está a la vista.







Ingredientes:

Un vaso de masa madre
2 vasos de harina
1 vaso de azúcar
1 vaso de aceite de girasol
1 vaso de leche
1 vaso de avellanas picadas
1 vaso de frutos rojos secos
16g de levadura en polvo tipo Royal
2 huevos L
Una pizca de sal
Una pizca grande de canela
Una cucharada de vainilla
2 peras troceadas
Ralladura de una naranja.

Precalentamos el horno a 180grados y preparamos el molde, yo he utilizado unos redondo de 22 cm.
Se ponen todos los ingredientes en un bol grande y con la ayuda de una cuchara de madera se mezclan todos los ingredientes hasta que se integren.
Horneamos unos 40 o 45 minutos o hasta que el palillo salga limpio.




En serio si tenéis oportunidad y os regalan esta masa madre ni os lo penséis, probadlo no os arrepentiréis y como habéis visto apenas lleva trabajo.

Muchos besos!!!






9 comentarios:

  1. Mi madre lo hace! Le regalaron la masa y desde entonces es una tradición ;). Y está riquísimo. Te ha quedado con la misma pinta que a ella así que me imagino que no dejaríais ni las miga. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Yo tambien lo tengo hecho, y si no fuera por el tiempo que tarda lo haría otra vez, porque está muy rico... Bs.
    Julia y sus recetas

    ResponderEliminar
  3. Bueno, buenoooo....aún estoy con la boca abierta!!...espero cerrarla pronto...!!! jjj ....ojalá alguien piense en mi y me regale un vasito!!!
    Felicidades y un beset.

    ResponderEliminar
  4. Pues tiene una pinta super rica, nunca lo he probado.

    ResponderEliminar
  5. Esta de requetebueno que no veas, jugoso y buenisimo, yo me sorpendi que saliera tan bueno y ademas despues de esos dias sin tocarlo ni nada, es genial!!!
    Besotes guapa

    ResponderEliminar
  6. Bonita historia y riquísimo bizcocho, seguro. Qué curioso. Tiene una pinta esponjosa y rica. Tengo que probarlo =)
    Un besote!^^

    ResponderEliminar
  7. Una historia preciosa y un bizcocho espectacular.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  8. Hola que tal? Tienes un blog muy bonito, con muchas cosas preciosas. Me he dado una vuelta por él y me encanta, así que me he hecho seguidora. Si quieres, te invito a conocer mi blog http://awesomeneedles.blogspot.com.es/
    Espero que te guste. Un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...